fbpx
Consejos para que tu Intranet corporativa sea más productiva
Agosto 15, 2019
Antecedentes y actualidad de las Apps bancarias
Agosto 21, 2019

Cuidado con los permisos que le otorgas a tus Apps

Inmediatamente después de instalar una aplicación móvil en nuestros dispositivos, esta pasa a solicitar algunos permisos para poder funcionar correctamente, muchas veces aceptamos los permisos sin mirar si estos son necesarios para el tipo de App que descargamos, esto puede llevar a que aplicaciones malintencionadas accedan a información que no les corresponde dentro de nuestros teléfonos.

No es un secreto que muchas aplicaciones y empresas tiene acceso a nuestra información, principalmente a través de nuestros historiales de búsqueda o cookies, esto se puede experimentar después de realizar cierta consulta sobre un producto y la posterior aparición de anuncios mostrando los mismos productos vistos o de la misma categoría.

El problema se da cuando las aplicaciones que instalamos acceden a funcionalidades que no les corresponde, es por esto necesario que revisemos cada vez que descargamos una aplicación los permisos que estas solicitan y que vayan acorde a lo que ofrece la Apps, es decir una aplicación de edición de fotografía puede solicitar permisos para acceder a nuestro álbum de fotos y cámara, pero no tiene sentido que pida acceder a nuestro micrófono o a la información de nuestros contactos. Debes sospechar cada vez que una aplicación solicite permisos de este modo, pues pueden existir otras intenciones.

En caso de que no sepas que permisos tiene cada aplicación puedes buscarlo en tu teléfono y desactivar aquellas que no concuerdan o que simplemente no deseas compartir con una aplicación, a través de los ajustes de seguridad, ya que no todos son obligatorios para su correcto funcionamiento

Los permisos más delicados son los del micrófono, cámara, ubicación, almacenamiento y memoria. Ahora bien, veamos que puede pasar si le damos estos permisos a las aplicaciones incorrectas:

  • Cámara: se han descubierto aplicaciones que toman fotografías y graban vídeos sin el consentimiento de la persona. Esto ha sido regulado, pero aún así se debe tener cuidado sobre todo con la recomendación antes dada, si la aplicación no debería solicitar ese permiso es mejor no descargarla.
  • Micrófono: esta herramienta puede ser utilizada para grabar conversaciones privadas sin que la persona se percate de ello, estas grabaciones pueden ser vendidas para ofrecerle publicidad a la misma persona que fue grabada.
  • Ubicación: no es bueno que las aplicaciones sepan dónde estamos todo el tiempo, por eso esta información solo debería darse cuando se necesita usar las aplicaciones de localización, de lo contrario es mejor mantener desactivado el GPS del celular.
  • Almacenamiento y memoria: conceder este permiso resulta peligroso principalmente para las aplicaciones maliciosas, pues se les da acceso a nuestros archivos personales. Incluso las mismas Apps pueden almacenar sus archivos en nuestro teléfono.
Esto no quiere decir que cada vez que nos pidan autorización para acceder a estas herramientas debemos negarlos, pues existen aplicaciones que realmente necesitan acceder a esta información para su correcto funcionamiento y que no van a ejecutar sus labores hasta que no concedamos los permisos.

Es posible prevenir este tipo de violación a la privacidad estando más atentos a la hora de descargar aplicaciones y en el momento de concederles permisos a las herramientas de nuestros teléfonos es bueno siempre fijarnos en la procedencia de la App y su desarrollador. Una última recomendación, si tenemos instaladas aplicaciones que no utilizamos es mejor desinstalarlas, primero para que no ocupen espacio en nuestra memoria y segundo para evitar que accedan a nuestros datos.

¡Si te gusto esta información compártela con tus conocidos para que se informen sobre los permisos que otorgan a las Apps!

Comments are closed.