fbpx
Tendencias DevOps que marcarán el futuro del desarrollo de software
Mayo 13, 2019
Apps progresivas para Windows
Mayo 17, 2019

Tres vertientes destacadas de la computación en la nube

El cloud computing (como se conoce a la computación en la nube) no es un insumo que se limita a optimizar y cualificar el rendimiento de los sistemas informáticos. Más allá de servir como simple herramienta ofimática, desempeña una función clave en el mejoramiento continuo de las organizaciones, permitiendo gestionar de manera eficiente los recursos empresariales mediante una infraestructura virtual que reemplaza los antiguos dispositivos de almacenamiento.

El modelo de gestión en la nube se caracteriza además por permitir a sus usuarios acceder de forma instantánea a la información o documentos que están disponibles en la red, rasgo que permite incrementar la eficiencia y la competitividad de los colaboradores. Contrario al almacenamiento convencional, caracterizado por la utilización de discos locales, la nube alberga información en gran variedad de servidores, dividiéndose en diversos servicios de hospedaje y procesamiento de información, los cuales están enmarcados en tres grandes categorías: software como servicio (SaaS); Plataforma como servicio (PaaS) e Infraestructura como servicio (IaaS). Para describir la importancia global de la computación en la nube, caracterizaremos cada una de estas vertientes y destacaremos a continuación sus rasgos más importantes.

Software como Servicio (SaaS)

Podríamos definir al SaaS como un software que se distribuye a través de la nube, cuyos componentes se alojan en los servidores del proveedor de servicios tecnológicos. Los usuarios pueden acceder al SaaS mediante un navegador web desde cualquier dispositivo conectado a internet. En ese sentido, los proveedores de tecnología pueden realizar operaciones de mantenimiento y actualización de forma eficiente, sin requerir complejos procedimientos que deriven en pérdidas de eficiencia por parte de los colaboradores. Entre los rasgos más destacados del SaaS, presentamos a continuación los que contribuyen al mejoramiento de la eficiencia empresarial.

  • La implementación de un SaaS suele tardar menos tiempo en comparación con otras clases de software.
  • Los SaaS no requieren de extensos mantenimientos que puedan perjudicar el rendimiento de los colaboradores.
  • Los sistemas de seguridad de datos blindan la información de forma constante y sin ningún riesgo de pérdida.
  • Aumenta la competitividad de los colaboradores al contar con herramientas en la nube que gestionan la información empresarial en tiempo real.
Plataforma como servicio (PaaS)

Una de las grandes ventajas de la computación en la nube es que podemos crear entornos de desarrollo e implementación de soluciones tecnológicas integradas en la nube. Dichos entornos reciben el nombre de PaaS, una vertiente de la computación en la nube que agrupa funciones y herramientas para soportar la creación de aplicaciones y recursos en linea, accesibles a través de internet. Cabe resaltar que las herramientas para el desarrollo en la nube son recursos que los proveedores de tecnología brindan a los clientes, quienes además pueden acceder a paquetes personalizados en función de cada entorno organizacional. Los rasgos más importantes del PaaS los presentamos a continuación.

  • Brinda múltiples recursos en la nube para la creación, medición e implementación de aplicaciones web.
  • Provee a los usuarios soporte técnico integrado en la nube para las correctas fases de desarrollo.
  • Implementa sistemas de gestión de datos en función de cada proyecto de desarrollo PaaS.
  • Permite almacenar todos los códigos y lógicas de programación de un modo seguro e intuitivo.
Infraestructura como servicio (IaaS)

Esta clase de computación en la nube se encarga de gestionar y soportar centros de datos remotos a partir de infraestructura externalizada y virtualizada, servicio que permite el correcto procesamiento de las operaciones empresariales o industriales. Un claro ejemplo de IaaS lo podemos encontrar en Azure, un servicio en la nube que permite a sus usuarios administrar y compilar los datos derivados de las aplicaciones en redes globales de Microsoft. Además de estas características, presentamos los rasgos más importantes de la tecnología IaaS.

  • Permite a los clientes responder a las demandas del mercado y escalar sus modelos de negocio de forma segura.
  • Automatiza diversas tareas administrativas y operativas para facilitar el trabajo de los colaboradores.
  • Posibilita el ahorro a gran escala debido al bajo costo de la infraestructura virtualizada que puede ofrecer.
  • Provee mecanismos de empoderamiento a los colaboradores que administran los recursos IaaS.
La computación en la nube va más allá de ser un recurso que permite almacenar información en línea. Como hemos podido observar, su versatilidad permite a las empresas gestionar sus recursos de una forma mucho más dinámica y eficiente, ofreciendo un soporte estratégico para incrementar la eficiencia. Por esa razón, la nube como presente y futuro de la informática permite a las empresas evolucionar e incrementar los niveles de competitividad, seguridad y posicionamiento.

¡Es momento de olvidar la antigua forma de almacenar información en los procesadores de escritorio! En Globalbit te brindamos los mejores servicios y productos de computación en la nube para optimizar las operaciones internas propias de tu entorno empresarial. Diversos clientes y proyectos a lo largo de 9 años de trabajo nos posicionan como tu mejor aliado para desarrollar soluciones tecnológicas a tu medida.

Comments are closed.